Presidente de la Comisión de Salud y Medio Ambiente del CORE Roberto Burgos hace un llamado a las autoridades a reaccionar frente a este descalabro

Preocupa que Valparaíso como ciudad patrimonial se ha ido desmoronando, al perder diversas actividades comerciales y establecimientos emblemáticos como “La Piedra Feliz”, “Bar Cinzano” y “Hamburg”, sin que las autoridades comunales y regionales reaccionen frente a este descalabro.

Esta inquietud la manifestó el Presidente de la Comisión de Salud y Medio Ambiente del Consejo Regional, CORE, Roberto Burgos, ya que a este fenómeno, se suman las valiosas pérdidas a nivel cultural como las librerías “Orellana”, “Ivens” y “Universitaria”, mientras que “Ateneo” y “Crisis” enfrentan duros momentos de sobrevivencia.

El consejero lamenta que Valparaíso, una ciudad portuaria que además es universitaria, sufra estos deterioros que se suman al cierre de diversos locales comerciales y las emigraciones de algunos comerciantes, advirtiendo de la falta de preocupación de quienes tienen la conducción de la comuna, para resguardar las valiosas condiciones de una ciudad que debe ser cuidada, protegida y promovida permanentemente y ocuparse de aminorar su deterioro.