• En los últimos años, el interés de los inversionistas por comprar predios agrícolas en la zona sur del país ha aumentado, tendencia que se ha visto incrementada aún con mayor fuerza por el impacto de la pandemia del Covid-19. No obstante, los efectos del cambio climático y la desertificación del país, les plantean nuevos desafíos, sobre todo con el uso del agua y la importancia del riego. Por esta razón, contar con una asesoría integral durante todo el proceso de compra es fundamental y diferenciadora para muchos nuevos inversionistas agrícolas. 
  • El Área Agrícola de Tattersall GDA buscan entregar a sus clientes una solución completa y personalizada, a través de la experiencia de sus representantes y con el respaldo de las empresas del Grupo Tattersall.

Santiago, marzo 2021.- Las inversiones en terrenos agrícolas en el sur de Chile han mostrado cifras azules en los últimos años y el impacto de la pandemia sólo hizo que incrementaran aún más el precio de estos predios. Muchos de estos inversionistas, son cercanos al mundo agrícola, y trasladaron sus cultivos al sur del país, en búsqueda de suelos de calidad, niveles de fertilidad, clima favorable y disponibilidad de mano de obras, entre otros factores. Por otro lado, también hay muchos inversionistas, que no tienen una experiencia previa en el mundo agrícola -personas naturales que buscan diversificar su inversión o fondos de inversiones que buscan alternativas para sus portafolios- y necesitan contar con una asesoría integral durante el proceso de compra y posterior a la adquisición, ya que los efectos del cambio climático y la desertificación del país platea nuevos desafíos, sobre todo con el uso del agua y la importancia del riego. 

Contar con una asesoría en 360° es fundamental al momento de comprar un campo en el sur del país. Por esta razón, el Área Agrícola de Tattersall GDA buscan entregar a sus clientes una solución completa y personalizada, a través de la experiencia de sus representantes y con el respaldo de las empresas del Grupo Tattersall.

“Nuestra idea es entregar un servicio en 360° y hacer sinergia con las filiales del Grupo Tattersall, entregando a nuestros clientes las últimas tecnologías e innovaciones en el área agrícola. Actualmente, muchas de las personas que adquieren estos terrenos no viven en el sur, por ende, necesitan asesoría para sus predios”, explica Hans Holzhauer, subgerente del Área Agrícola de Tattersall GDA.

Con la finalidad de prestar un servicio integral, el Área Agrícola de Tattersall GDA y las filiales del grupo, Agroriego Tattersall e HidroTattersall, han innovado con llevar diferentes técnicas de riego al sur de Chile, para ser líderes en la tecnificación del riego en esta zona de país y también para prestar un servicio de calidad a todos los clientes de Tattersall GDA.

Tecnificación del riego y concientización del uso del agua

Durante los últimos años la crisis hídrica de nuestro país se ha visto profundizada a causa del cambio climático y a la ausencia de inversión en infraestructura adecuada, lo que ha provocado problemas en el manejo de los campos en Chile.  Según datos entregados por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), desde el año agrícola 2017/2018, hasta el periodo 2019/2020, la superficie sembrada en el país ha sufrido una baja del 17,2%.

Por esta razón, contar con un servicio integral, como es el que presta el Área Agrícola de Tattersall GDA, junto con las empresas Agroriego Tattersall e HidroTattersall, ha sido de gran ayuda a muchos clientes del sur de Chile que buscan una asesoría continua en terrenos agrícolas comprados y que necesiten apoyo en sistemas de riego.

Hans Holzhauer, subgerente del Área Agrícola de Tattersall GDA, asegura que “una de las innovaciones para aminorar el impacto de la sequía y mejorar la eficiencia de la utilización de agua en los campos del sur de Chile, ha sido el riego tecnificado”. Mientras en las regiones del norte y centro del país los aspersores son los preferidos por los clientes, en el sur, en términos generales, las técnicas más utilizadas son el microriego (goteo y microaspersión) sobre todo para frutales y aspersión (pivotes, carretes y aspersión móvil) para lo que son cultivos y praderas. 

En cuanto a estas líneas de productos o sistemas de riego ha existido una gran evolución, siendo cada vez más eficientes en el uso de agua, como con los criterios de ingeniería de diseño. Según Germán Wielandt, gerente general de Hidrotattersall, se están realizando grandes esfuerzos por introducir técnicas a partir de la fuente del agua, en cuanto a la medición, actuación y control de esta, tanto a nivel de aguas superficiales -como canales a través de sus compuertas- y de aguas subterráneas a través de telemetría en pozos. 

“A nivel de ingeniería se han incorporado nuevos parámetros de diseños, aprovechando las tecnologías disponibles, lo que contribuye a cálculos con menores tasas de precipitación. Además, hoy existe una fuerte tendencia a la medición y registro de los riegos integrados,
en otras palabras, hay una mayor conciencia, capacitación y educación a no sobrerregar, a realizar mantenciones preventivas de los equipos, logrando considerables ahorros, tanto de agua como de energía”, aseguró el experto….