Las directivas de los cuatro partidos que integran Chile Vamos (Renovación Nacional, la Unión Demócrata Independiente, Evolución Política, y el partido regionalista independiente), ante las acciones en el Congreso y las expresiones vertidas en diversos medios de comunicación por parte del diputado Jaime Mulet, dirigidas a declarar una supuesta inhabilidad física o mental del Presidente de la República, declaramos lo siguiente:

1. Que rechazamos toda gestión realizada por el Diputado Jaime Mulet que esté dirigida a inhabilitar al Presidente de la República sr. Sebastián Piñera Echenique.  La solicitud hecha por el parlamentario de Atacama es una acción antidemocrática, artera, sediciosa, y que desconoce la voluntad popular manifestada por la inmensa mayoría de los chilenos en las elecciones libres, vinculantes y participativas del año 2017.

2. Que entregamos nuestro total respaldo al Presidente de la República, sr. Sebastián Piñera Echenique, quien en medio de los inmensos desafíos que ha enfrentado Chile en los últimos años, ha liderado a Chile en medio de la sequía más importante de las últimas décadas, la crisis social e institucional más profunda de los últimos 50 años, la crisis sanitaria más intensa de los últimos 100 años y el escenario económico más difícil de los últimos 40 años.

3. Que el sr. Diputado Jaime Mulet es conocido a nivel nacional y regional por sus apariciones en los medios de comunicación por las denuncias en su contra por corrupción con el Municipio de Tierra Amarilla, hechos que están siendo investigados por la Fiscalía de Atacama; por los eventuales vínculos del partido federación regionalista verde y social que él preside con la narcopolítica, y por sus pactos político electorales con la extrema izquierda de nuestro país.

Llamamos al sr. Diputado Mulet a respetar la democracia, a cuidar nuestras instituciones y a contribuir con sus acciones al prestigio de la actividad política, promoviendo un clima de mejor entendimiento y el respeto del resultado de las elecciones. Le pedimos cuidar la figura del Presidente de la República de Chile, la misma institución que él señala pretende alcanzar, pero cuyas acciones distan por mucho de estar a la altura de esa responsabilidad.