“Desde que se nos notificó el Informe de Contraloría N° 2/2021, no hemos logrado que la alcaldía cite a una sesión extraordinaria para tratar los reparos que tenemos sobre diversos contratos directos que se han ejecutado sin la aprobación del Concejo. Ello es una falta grave en el uso de los recursos municipales que esperamos sean aclarados y acompañados los documentos en que se basaron. 

Los pagos cuestionados más cuantiosos dicen relación con la contratación directa de los artistas que participaron en el Festival del Guatón Loyola en Septiembre de 2019,  cuyos montos no fueron autorizados por los concejales y cuyos contratos con serán investigados por lo irracional de los precios pagados. Estos gastos no corresponden a la realidad de una comuna pequeña como la nuestra, ya que tenemos necesidades más urgentes que ser parte de la farándula. De los $134.000.000.- observados por la Contraloría, entre los pagos más abultados y no rendidos en forma lgal, se encuentra el pago de$20.230.000 al representante de Américo;  $11.305.000 al representante de Jordan;  $19.040.000 al representante de Kramer;  $14.280.000 al representante de Denis Rosenthal;  $6.000.000 a Paul Vásquez y  $9.000.000 al representante de Andrés de León , o sea que en puros artistas se gastó la suma de $ 79.855.000.- A simple vista resulta no nos resulta consistente que por un par de horas de show se paguen sumas millonarias, lo que también va en desmedro de los artistas locales que simplemente son ignorados.  Al hacerse dicha contratación en forma fraccionada, se impidió el control del concejo municipal, ya que por superar las 5.000 UTM debería haberse sometido a la aprobación previa del Concejo, con lo que se burló la Ley de Compras Públicas.

El alcalde Manuel Rivera deberá aclarar esta situación a la brevedad, no solo a la Contraloría que lo está fiscalizando, sino que también al Concejo Municipal, que una vez más se le ha impedido ejercer sus funciones fiscalizadoras”.