Con el compromiso de un trabajo en conjunto entre autoridades y los Consejos Regionales del Colegio de Médicos y el Colegio de Periodistas finalizó el conversatorio “Salud y Comunicación frente al Covid-19 y Desafíos Post Pandemia en el valle Aconcagua”.

Una gran y profunda conversación tuvo la actividad Salud y Comunicación frente al Covid 19 organizada por el Consejo Regional Aconcagua del Colegio de Periodistas y Medico, donde participaron diversos actores en torno a lo que ha dejado esta pandemia en el valle.

La exposición tuvo como invitados a la directiva del Regional Aconcagua del Colegio Médico, encabezado por su presidente, Luis Foncea Calderón y, el secretario tesorero, Álvaro Aravena. Además contó con la participación de la Directora del Servicio de Salud Aconcagua, Susan Porras.

Durante su intervención, Susan Porras, dio cuenta de lo que ha sido para Aconcagua enfrentar la pandemia del Covid 19, las cifras que se manejan y los esfuerzos realizados por funcionarios de la salud.

“En un principio contábamos con la capacidad de realizar cuarenta PCR diarios, podíamos llegar a sesenta y teníamos que cubrir toda la demanda de la Quinta y la Cuarta región, porque éramos los únicos que podíamos realizar ese examen. Luego aumentamos esa capacidad y logramos implementar un laboratorio en el Hospital de Los Andes, con tecnología biomolecular, lo cual antes era impensado. Logramos tenerlo en ambos hospitales y en este momento podemos obtener el resultado de mil doscientos PCR al día, con una espera de 24 horas”, comentó Porras.

Las cifras de vacunación

Según lo dado a conocer por la autoridad, hasta el día de hoy van más de 360 mil dosis de vacunas administradas. Un 91,5 por ciento de las personas mayores de 18 años han sido inoculadas con la primera dosis y un 78,2 por ciento con el esquema completo. “Pero ese porcentaje no es igual en todas las comunas. Tenemos a Los Andes con un 95 por ciento de esquema completo y comunas como San Esteban o Calle Larga que tienen 62 por ciento de esquema completo. También es preocupante la comuna de San Felipe, que al ser una comuna grande tiene un 72,5 por ciento del esquema completo. Estamos llegando casi a los 17 mil contagios en el valle de Aconcagua y más de 413 fallecidos. Gracias a los

medios de comunicación hemos podido difundir por distintas vías las medidas de autocuidado y vamos mostrando la cantidad de casos activos del valle. Jamás hemos ocultado información, porque creemos que debe ser pública”, continuó Porras.

Una de las complejidades que ve Susan Porras es la situación actual que viven los pacientes con distintas patologías y que no han podido ser atendidas.

 “Llevamos más de un año con las cirugías electivas suspendidas. Solamente se están realizando cirugías oncológicas, de urgencia o que no se pueden postergar. Todo el resto de pacientes están quedando en lista de espera y si ya había un retraso, a eso tenemos que sumarle un año adicional”, acotó.

El presidente de la Regional Aconcagua del Colegio Médico, Luis Foncea, expuso a los participantes la forma en que se ha abordado la pandemia en el mundo, Chile y en Aconcagua. Además, manifestó que el gremio está al tanto de los grandes temas que deberán abordar tras la pandemia donde se tendrá que convivir con el virus, brotes, rebrotes y olas durante mucho tiempo. “La pandemia ha generado otra pandemia, hay hechos que están produciendo una deuda

sanitaria. No solamente tenemos los fallecidos, hospitalizados y enfermos por Covid 19, sino que también tenemos déficit de atención en pacientes crónicos, que no han podido resolverse por el empleo de todos los recursos en el Covid. Esto genera descompensaciones y, en definitiva, muerte de pacientes hipertensos, por infartos, por diabetes o enfermedades neurológicas, etc. Ha existido y nos va a pasar la cuenta en algún momento, una disminución en la pesquisa de patologías oncológicas y si no estoy haciendo una pesquisa y diagnóstico precoz del cáncer hace que tengamos una falta en el tratamiento oportuno y tengamos una mayor cantidad de enfermos, mayor morbilidad y mayor mortalidad. El crecimiento de las listas de espera que vamos a tener es exponencial, a pesar que se han hecho esfuerzos por disminuir los tiempos de espera. Se han implementado estrategias que son positivas como la telemedicina en la atención de pacientes que pueden acceder”, dijo Foncea.

La idea de un gran hospital biprovincial

Tanto Susan Porras como Luis Foncea están conscientes de los desafíos que enfrentará el sector salud tras la pandemia. Ambos señalan que se necesita un rediseño en las estrategias y que se van a requerir una gran cantidad de recursos humanos y financieros disponibles para la atención.

Susan Porras comentó que hace un par de semanas se llevó a cabo una reunión con directivas de ambos hospitales de Aconcagua donde se planteó la necesidad de realizar el proyecto de un gran hospital biprovincial que reúna todas las especialidades que requieren los pacientes y, de esta forma, no tener que estar siendo derivados entre San Felipe y Los Andes para atender los distintos requerimientos.

“Al tener ese escenario no es la mejor opción tener los dos hospitales. Además que están muy cerca, por lo que necesitamos un hospital biprovincial. Hace dos semanas estuvimos en reunión con los médicos jefes de servicio de ambos hospitales para ver esta idea, de tener un solo gran hospital donde confluyen todas las especialidades, con la mejor tecnología, con más recurso humano, todo lo necesario para dar una atención de calidad a los pacientes de Aconcagua. Ahí es donde nosotros queremos apuntar y, para ello, necesitamos convencer a la comunidad, alcaldes, gobierno y políticos que esta es la mejor decisión y tener los apoyos para financiar e incorporar el diseño y la ejecución del proyecto”, continuó.

De esta misma forma, Luis Foncea, abordó el tema y señaló la necesidad de tener este hospital que permita autoabastecer a las provincias y que permita no derivar pacientes a otros servicios públicos que ya se verán colapsados tras la pandemia.

“Es relevante que se comience a hablar de un hospital biprovincial, ya que es una idea que viene desde hace mucho tiempo y no se ha podido materializar. Esta coyuntura permite ponernos en un escenario distinto. La atención de la gente va a ser muy difícil post pandemia y vamos a tener dificultades serias para lograr avanzar en la solución de las listas de espera, sobre todo en las patologías más complejas. Tenemos que hacer un trabajo en conjunto”, dijo el médico.

Aumento de las patologías de salud mental

Otro de los participantes del conversatorio, el psiquiatra Álvaro Aravena, dijo que uno de los desafíos de la medicina y de toda la comunidad después de la pandemia será la salud mental.

“En Chile tenemos estadísticas antes de la pandemia y las cifras son muy malas. Somos campeones en el uso de alcohol y drogas y ahora en pandemia se ha ido agudizando. Los problemas de salud mental se han agudizado en los grupos vulnerables. Sabemos que con la pandemia los niños han sido los principales afectados, pero no sabemos cómo esto va a impactarlos. el uso de pantallas y el desarrollo del lenguaje y sus habilidades sociales disminuye. Han aparecido nuevos grupos vulnerables: los trabajadores de la salud, entre ellos porque el agotamiento no es solamente la sobrecarga laboral. Vemos que por la demanda y cantidad de trabajo no dan abasto. Entonces estamos con sobrecarga, más estrés, hay una tormenta perfecta de riesgo. Otro de los temas es el teletrabajo que ha sido un invasor de la vida privada, que es donde uno debería estar más protegido y nos pilló sin norma y desregulado. El teletrabajo está costando la salud de las personas. Por otro lado el tema con la muerte, los duelos no resueltos y va a ser un tema que vamos a tener que trabajar. Las estadísticas son permanentes y persistentes. Más o menos el veinte por ciento de las personas que estuvieron contagiadas con covid presentarán enfermedades mentales en los tres meses posteriores, comentó Aravena.

Trabajo en conjunto El presidente del Regional Aconcagua del Colegio de Periodistas de Chile, Roberto Mura, fue enfático en la importancia de mejorar los canales de comunicación referentes al tema, con la finalidad de hacer llegar información fidedigna y de interés a las personas. Comentó lo fundamental que es en el ejercicio serio de la profesión la revisión y rigurosidad en los datos, además de evitar caer en el sensacionalismo, tanto en el texto dado a conocer, como en las fotografías publicadas.