Se pretende hacer un proyecto social y formativo que permita al club sacar jugadores, tener un complejo deportivo y dar espacios a través del deporte a niños y niñas de toda la provincia.

En un conversatorio el nuevo inversionista de Trasandino Harold Mayne-Nicholls presentó el proyecto deportivo e institucional que se pretende hacer en la institución andina.

Entre los principales aspectos están tener un complejo deportivo y divisiones inferiores que  le permitan al club tener un capital y sacar jugadores del club para el futuro y que ello vaya de la mano de los aspectos deportivos y en donde también se pretende involucrar a toda la comunidad para que haya más arraigo con la institución.

Según comentó Harold Mayne-Nicholls “es un gran desafío en un club con una rica historia y el venir a ayudar a construir esto, es una gran desafío, dado que el proyecto mayor es tener la posibilidad real de competir y formar futuros jugadores para el club y para el fútbol profesional”.

Uno de los aspectos principales es involucrar a la comunidad para que quiera al club, dado que se entregará un proyecto con una base deportiva y social. Para ello incluso se transmitirán los partidos que se jueguen como local vía streaming para que la comunidad se acerque al club de manera gratuita.

Para Manuel Rivera, ex presidente de Trasandino “hay que entender esto como una herramienta de desarrollo, aportando desde el punto de vista social.  Ahora se deben hacer los cambios ya que se debe trabajar de una forma moderna y ese es el camino”

Para Alex Cortés presidente de Trasandino comentó que “es sumamente importante se logro una alianza seria que permite proyectarse deportiva y económicamente de manera administrativa y hoy se empieza a escribir nuevo capitulo, donde esperamos que todas las cosas se puedan hacer realidad lo antes posible”.

Con esta nueva alianza deportiva y social se pretende hacer crecer al club de manera que de una vez por todas deje el amateurismo y se llegue a ser profesional