·      “Nos informaron que se ha hecho entrega de grados de manera irregular, destitución de dirigentes, despidos de trabajadores y trabajadoras con fueros maternales y algunos a cuatro meses de poder jubilarse. Me parece inaceptable que incluso en medio de una pandemia trabajadores de la salud deban pasar por situaciones como estas”, dijo la parlamentaria.

A raíz de las denuncias manifestadas por la Federación de Trabajadores de la Salud del Hospital de Quilpué (Fenats), que señalan irregularidades en el proceso de encasillamiento de personal en curso, en entrega de grados y en suspensión y despidos de personal, la diputada Carolina Marzán ofició al Contralor General de la República para que inicie un proceso de investigación acerca de la legalidad de estos procesos y al Subsecretario de Redes Asistenciales del Ministerio de Salud para que informe acerca del conocimiento que tiene de esta situación, del cumplimiento de protocolos y de la situación de funcionarios.

“Trabajadores del Hospital de Quilpué nos informaron de irregularidades paralelas al proceso de encasillamiento en curso. Denuncian que se ha hecho entrega de grados de manera irregular, destitución de dirigentes, despidos de trabajadores y trabajadoras con fueros maternales y algunos a cuatro meses de poder jubilarse. Me parece inaceptable que incluso en medio de una pandemia trabajadores de la salud deban pasar por situaciones como estas. Oficié a contraloría para que investigue la legalidad de los procedimientos y el respeto a los principios de probidad y transparencia que deben primar en los servicios públicos. También oficié al Subsecretario de Redes Asistenciales, para que informe acerca del conocimiento que tiene de esta situación, del cumplimiento de protocolos y de la situación de funcionarios y funcionarias”, dijo la Diputada del distrito 6, Carolina Marzán.

Por su parte, Roberto Lobos Cabrera, presidente de FENATS Viña del Mar – Petorca, se refirió a los motivos por los cuales creen que se estarían realizando las irregularidades que denuncian. “Destitución de dirigentes y algunos trabajadores con fueros maternales y a cuatro meses de poder jubilarse. Por denunciar irregularidades, falta de probidad y mala gestión de los directores de los hospitales y algunas autoridades, la falta de probidad respecto de la compra de insumos en el Hospital de Quilpué. Los directores de hospitales como de servicios están aplicando prácticas antisindicales de los trabajadores que hemos denunciado, habiendo una merma y una falta de técnicos paramédicos. No entendemos nada, nosotros creemos que esta es la avanzada que hace la derecha para colocar e ingresar a sus futuros militantes, a su futura gente política para poder dejarla amarrada en estos cargos”.

Cabe señalar, que el oficio que la parlamentaria Carolina Marzán, envió al Ministerio de Salud, solicita que éste se pronuncie acerca de si tiene conocimiento de que todos los encasillamientos estén siendo visados por la subsecretaría y que a la vez se informe acerca del procedimiento de regularización del personal a contrata en el Hospital de Quilpué. De cómo se conformarán las comisiones que participarán en la selección del personal y plazos en que funcionarán dichas comisiones, considerando además la situación de funcionarios y funcionarias próximos a jubilar, para que no tengan que renunciar a la titularidad de su grado.