En el Día Mundial de la Lucha contra esta enfermedad

El Cáncer de Mama es la primera causa de muerte por cáncer en mujeres en nuestro país. Este corresponde a un tumor maligno que se origina en el tejido de la glándula mamaria y que tiene la capacidad de invadir los tejidos sanos de alrededor y de alcanzar órganos alejados e implantarse en ellos.  Los factores de riesgo que influyen en la ocurrencia de esta enfermedad son múltiples, entre ellos personales, hereditarios, exposiciones ambientales y hábitos nocivos.

Es por este motivo que el equipo de la Unidad de Patología Mamaria del Hospital San Juan de Dios de Los Andes, está desarrollando actividades tendientes a sensibilizar a la población sobre la necesidad de diagnosticar a tiempo esta enfermedad, a través del autoexamen físico mensual que cada mujer puede realizarse y la mamografía anual, indicada para las mujeres mayores de 40 años. Este último permite una detección precoz de la patología en etapa inicial, lo que determina mejores resultados del tratamiento y mayor cantidad de cirugías conservadoras de la mama.

La matrona Maira Muñoz, explica cómo realizar el autoexamen de mamas, recalcando que, si se palpan y/u observan signos de anormalidad, se debe consultar con matrona o médico especialista en mama. Es decir, si se palpa bulto o masa en la mama y/o en axila, si se observan cambios en textura de la piel (piel de naranja), cambios de color (enrojecimiento de la piel), cambios en el pezón, descamación o salida de secreción por el mismo o retracción de zona de la piel de la mama y/o del pezón.

La profesional señala que la medida primaria de prevención de la enfermedad es el autocuidado, en especial en aquellos factores de riesgo que son modificables. Para ello, es necesario una nutrición que permita mantener un peso y un índice de masa corporal saludable; realiza actividad Actividad física al menos 3 veces por semana; no fumar y reducir el consumo excesivo de alcohol.

La matrona indica que la evidencia científica señala que la incorporación de hábitos saludables reduce hasta un 40% las posibilidades de contraer cualquier tipo de cáncer. Además, agrega, esta no es una enfermedad exclusiva de la mujer, pues afecta también a un grupo de la población masculina, aunque minoritario.

Es por estas razones, que las profesionales matronas invitan a toda mujer, en especial las mayores de 40 años, a acercarse a su centro de salud para realizar el chequeo anual que puede detectar a tiempo un cáncer de mama.