• El anuncio lo realizó con dirigentes sociales de Copiapó y con apoyo de EVÓPOLI e independientes profesionales. “Hay que trabajar para distribuir de mejor manera los recursos. Tierra Amarilla necesita un banco y un supermercado, Copiapó un centro integral para niñ@s diagnósticad@s con TEA y Caldera un hospital y comisaría a gran nivel”.     

    Con el objetivo de marcar la diferencia en el Consejo Regional de Atacama, promover menos palabras y más responsabilidad, proponer proyectos concretos y realizables, con la convicción real de trabajar en terreno con la gente y apoyada por dirigentes sociales de Copiapó, Tierra Amarilla y Caldera, Johanna Fernández Rodríguez, anunció su anhelo y deseo de trabajar en dicho órgano colegiado.  

    Con años de trabajo en el servicio público y privado, con una extensa carrera al servicio de la mujer en la región de Atacama, esta mañana, Johanna Fernández fue enfática y afirmó que “he trabajado durante muchos años por la región y creo que esa es mi mejor carta de presentación. La academia, las pymes, las mujeres, los servidores y funcionarios públicos, los trabajadores del sector privado, las localidades, poblaciones, sectores rurales y urbanos, por cierto, la gente de las comunas me conoce y sabe que cumplo con la palabra empeñada, jamás genero expectativas falsas con promesas irrealizables, sino más bien ejecuto el trabajo y resuelvo requerimientos y necesidades a mi alcance, independiente de la vereda donde esté”.  

    “Esta candidatura es especial, diferente, porque la estoy realizando con el corazón y no con el bolsillo. No realizaré una campaña solicitando recursos que nos comprometan, mucho menos con acuerdos ocultos, insisto, la ejecutaré con mis competencias, con mi curriculum y con el corazón, porque amar Atacama, va más allá de las palabras, amar Atacama es trabajar y la gente de la región conoce mi trayectoria y mi espíritu de servidora pública”, agregó Fernández Rodríguez.   

    #VolvamosASonreir: La candidata al Consejo Regional de Atacama, aprovechó la instancia para exponer los principales lineamientos, objetivos y e ideas desde su programa de trabajo.    

    Mujer: Vamos a solicitar inversión de recursos del Gobierno Regional, a través de proyectos y propuestas formales, para apoyar la rentabilidad de emprendimientos de mujeres. Las pymes de nuestras atacameñas requieren capacitación referente a la Alfabetización digital. hoy no puedes ser analfabeta digital.  

    Medio Ambiente: Nuestro equipo cree que, con voluntad política y apoyo ciudadano, por cierto, de la academia y el sector privado, podemos construir puntos reciclables. ¿Cómo? Particularmente en Tierra Amarilla, podemos construir 3 de estos (por ejemplo, en el sector Luis Uribe), en Copiapó 10 (*por ejemplo en Paipote donde) y en Caldera 7. Somos una zona privilegiada con el sol y creo que es momento de comenzar a trabajar en ciudades ecoamigables. Hay que volver a potenciar la inversión de energías limpias.  

    Salud: Si bien, el asumir el cargo de Core me atribuye votar a favor o en contra de recursos e inversión para la región, este cargo no me impide gestionar y trabajar para lograr convenios. Creo que es urgente, una necesidad prioritaria, realizar un convenio entre el Gobierno Regional y la Universidad de Atacama para capacitar, mantener o atraer especialistas en psiquiatría, cardiología, traumatología y geriatría (potenciar la existencia de estos). Por otra parte, creo que desde el Consejo Regional podré elaborar propuestas para trabajar de la mano junto al Gobernador Regional y poder comenzar a proyectar un centro integral gratuito para niños TEA.   

    Infraestructura: Creo que es momento de priorizar en el Consejo Regional, para Tierra Amarilla la construcción de un Centro Cultural, un Banco, un Supermercado, una farmacia amplia, un Centro Consistorial ciudadano. Así mismo, creo que es momento de comenzar a priorizar en el Consejo Regional, particularmente en Copiapó, Centros de autonomía para adultos mayores, especialmente en San Pedro. También es importante crear un banco de suelos para construir viviendas sociales, un centro integral y de desarrollo para mujeres y adultos mayores. En Caldera llegó la hora de hablar de un hospital y una comisaría de Carabineros.