Un auto con actitud que se encontraba estacionado de forma sospechosa llamó la atención de los funcionarios.

La fiscalización preventiva a los ocupantes de un auto que se mantenía estacionado en calle Blanco con Urriola fue clave para que Carabineros de la Segunda Comisaria Central Valparaíso sacaran de circulación una pistola glock que mantenía encargo por robo desde Viña del Mar, además de dos cargadores con sus respectivos tiros.

Estos eran portados por un sujeto que para intentar distraer a los funcionarios, al momento de ser fiscalizado y descender del auto, se quitó el bolso donde escondía el armamento, siendo detenido rápidamente por el personal por los delitos de porte de arma de fuego y receptación.

El imputado M.A.N.L de 38 años cuenta con un nutrido prontuario policial en el que registra 25 detenciones anteriores principalmente por delitos de robo (9) y hurto (8). Por ello, se instruyó que pasar a control de detención esta jornada. En tanto, el arma será analizada por el Labocar.