• La institución hace un llamado a no poner en riesgo la vida de nuestras familias.

Carabineros de la 1° Comisaría de San Antonio decomisó una gran cantidad de fuegos artificiales, las cuales eran comercializadas de manera ilegal por una mujer en el centro de la ciudad.

Así lo confirmó el capitán Camilo Del Valle, quien detalló que en total fueron 561 unidades de fuegos artificiales que estaban a la venta informalmente en la vía pública en calle Centenario y que fueron divisados gracias a los patrullajes aéreos efectuados con un dron.

Pero más allá del procedimiento policial, el oficial de Carabineros hizo un fuerte llamado a la prevención. “Se insta a la ciudadanía a no realizar la venta y uso de fuegos artificiales, está prohibida, y no compre ilegalmente poniendo en riesgo la integridad de su familia”.

Además, enfatizó que la manipulación de estos elementos prohibidos podrían provocar quemaduras y hasta incendios, accidentes que pueden evitarse si se siguen las recomendaciones de seguridad.