SAN FELIPE.- Extensión de jornadas desde las 8.30 a las 17 horas en la Escuela Buen Pastor favoreció a unas 35 mujeres que, por razones laborales y estudios, presentan problemas para el cuidado de sus  niños y niñas, durante el período de vacaciones.

Con actividad de manualidades vinculada al reciclaje y Medio Ambiente, la Dirección de Desarrollo Comunitario (Dideco), el Departamento de Cultura y la Dirección de Protección y Medio Ambiente, DIPMA, realizaron una de las últimas jornadas con los niños y niñas del Programa 4 a 7, que estará finalizando su extensión del ciclo 2021 este lunes 31 de enero.

Funcionando en la Escuela Buen Pastor, con capacidad para 50 niños y niñas, y alcanzando una cobertura de 35 niños y niñas, el programa que se desarrolla anualmente desde a marzo a diciembre,  y que debe su nombre al horario original de funcionamiento –de 16 a 19 horas-, en este período tuvo dos modificaciones: una extensión de un mes y la amplitud del horario desde las 8.30 a 17 horas, esto con el objetivo de contribuir con aquellas mujeres trabajadoras que durante enero, presentan dificultades para el cuidado de los niños y niñas que se encuentran de vacaciones.

Así lo describió Alejandra Campos, encargada del Programa 4 a 7 en San Felipe, quien manifestó que “quisimos que este año fuera diferente, como era jornada completa, quisimos que fuera un verano distinto, que recordaran que tuvieron el 4 a 7 estival, así nos vinculamos con otras oficinas como Turismo y DIPMA, para realizar actividades más lúdicas como la que estamos haciendo hoy”.

En relación con los protocolos de prevención contra el Covid19, contó que “no tuvimos ningún problema, no hubo contagios, lo manejamos súper bien, tenemos un protocolo de acción respecto a la Pandemia, los monitores son muy cuidadosos con los síntomas que puedan traer los niños, todos los días se les toma la temperatura, se conversa con las mamás y en caso de que se presentara algún síntoma, estamos directamente vinculados con salud municipal”.

La directora de Desarrollo Comunitario, María Teresa Urbina Hernández, destacó las actividades que se realizaron durante este período de extensión con recorridos patrimoniales que potencian y fortalecen la identidad y el sentido de pertenencia de los niños y niñas con su ciudad.

Asimismo, la profesional recordó que, como una extensión del Programa 4 a 7, sigue en funcionamiento el Centro para hijos e hijas de cuidadores principales temporeros con funcionamiento en la Escuela Manuel Rodríguez, en los mismos horarios y con los mismos requisitos.