Actividades destinadas a los vecinos y vecinas de Panquehue buscan fomentar la vida sana y la prevención de enfermedades cardiovasculares

Agosto es el “Mes del corazón”. Y para ello, el Cesfam María Elena Peñaloza Morales dispondrá de varias actividades para los vecinos y vecinas de Panquehue.

            En este calendario figuran el “RuteandoPanquehue” –ciclismo dentro de la comuna cuya salida se efectúa en el Centro de Adulto Mayor, ex Cesfam de La Pirca-; curso de hábitos de vida saludable para cuidadoras de niños y niñas menores de 6 años en la Biblioteca Pública; stands ubicados frente al Cesfam; trekking a “Piedras Sonadoras” de Santa María; taller de alimentación saludable (en sede de la UNCO del Adulto Mayor, La Pirca); usuarios de programa Vida Sana asistirán al Estadio Municipal de Santa María para participar de la “Vida Sana Games” y también se realizará un cierre de actividades en el Estadio Los Libertadores de La Pirca, fijado para el 2 de septiembre.

            Camila Urtubia, nutricionista del programa salud cardiovascular del Cesfam de Panquehue, indicó la relevancia que significa una buena alimentación a la hora de prevenir enfermedades: “Es importante mantener una alimentación saludable, de manera individualizada y no con dietas que existen generalmente en google. Por ello, se recomienda tratarse con especialistas en el área, porque no todas las personas tienen las mismas necesidades. También es importante la actividad física, que es primordial para hacer el equilibro con la alimentación. Con ello, se puede evitar las patalogías crónicas que cada vez registran más alzas, tanto a nivel nacional como mundial”.

            Cabe recordar que en agosto se conmemora, a nivel mundial, el “Mes del Corazón”, para promover e informar sobre conductas saludables y prevención de las enfermedades cardiovasculares. Esto, porque según cifras del MINSAL y la OMS, estas enfermedades son la primera causa de muerte en Chile y el mundo. Cada 20 minutos una persona fallece en el país por patologías del sistema circulatorio y el 28% de las muertes de Chile son responsabilidad de las enfermedades cardiovasculares.

Sin embargo, de acuerdo a la OMS, un 80% de las enfermedades cardio-cerebrovasculares son evitables siguiendo estilos de vida saludables. La mayoría de las muertes prematuras por estas enfermedades se pueden prevenir o retrasar mediante políticas públicas activas, responsables y socialmente comprometidas con la salud. La prevención, en particular a través de la educación formal e informal, así como mediante la información y comunicación a la sociedad en su conjunto, es un elemento clave.