La parlamentaria por Atacama aseguró que “nosotros no queremos que se le quiten los patines a los 6 liceos bicentenarios que tenemos en nuestra región – Liceo Alto del Carmen; Liceo Bicentenario de Música de Copiapó; Liceo Bicentenario Mercedes Fritis Mackenney, Copiapó; Liceo Bicentenario Manuel Magalhaes Medling, Diego de Almagro; Liceo General Ramón Freire, Freirina y el Liceo Bicentenario de Vallenar-, al contrario, lo que queremos es que se financien y, por supuesto también, aumentar el presupuesto a la educación pública y ojalá, transformar todos los colegios de la educación pública en liceos bicentenarios, que sea educación de calidad. Si le reducen los recursos, y peor aún si se termina definitivamente con los Liceos Bicentenarios, son casi 4 mil los alumnos y familias de Atacama que se verían afectados sus sueños, de poder acceder a una educación de calidad y gratuita”.
“Ya vimos el chascarro que cometió también gente de este Gobierno cuando apoyaron la ley de la tómbola, y que tantos problemas ha causado en las regiones que ya se ha implementado. Hoy estamos justo en ese proceso, en los meses de octubre/noviembre, donde los papás empiezan a acampar afuera de los colegios para poder conseguir un cupo en los colegios donde quieren que estudien sus hijos, ya que por culpa de famosa tómbola no lograron ese anhelado lugar en el colegio que postularon como primera opción. Este sistema les ha generado mucho dolor, angustia y preocupación a miles de padres que buscan una buena educación para sus hijos, y que se verá aumentado si es que se reducen los recursos de los liceos bicentenarios, que hoy son la salida que tienen los padres para poder optar a una educación gratuita y de calidad”, finalizó la parlamentaria.
Es debido a esta problemática que a diputada Sofía Cid, representante del distrito 4 de Atacama llegó hasta el Palacio de La Moneda, junto a los diputados Andrés Longton y Sara Concha con el fin de entregarle una carta al Presidente Gabriel Boric con el fin de que reconsidere poner fin al programa de Liceos Bicentenarios de Excelencia, luego de la drástica disminución presupuestaria para el año 2023.
Cid, insistió en la necesidad de no “quitarle los patines” a estos liceos, recordando la frase del ex Ministro Eyzaguirre, quien en la discusión sobre la educación pública el año 2014 insinuó que para equilibrar los sistemas educativos privado y público, había que quitarle los patines a quienes iban adelantados; es decir, nivelar hacia abajo.
En la misiva entregada, se manifestó que “los anuncios realizados por el gobierno y particularmente por el Ministro de Educación, junto con la drástica disminución presupuestaria para el año 2023, dejan a la vista la intención gubernamental de poner fin al programa de Liceos Bicentenarios de Excelencia. Si bien el Ministro del ramo salió al paso señalando que se mantendrían dichos establecimientos educacionales y que seguirían contando con el apoyo del Estado, lo cierto es que la disminución progresiva en el financiamiento de los mismos solo tiene un posible final: la muerte de la excelencia académica que por años han reportado al país los liceos bicentenarios”.
En este mismo sentido, agregó que: “es preocupante que un programa que ha tenido enormes beneficios sociales, y que ha sido altamente demandado por la población, sea cercenado en un errado afán de igualdad que lo único que hace es demoler la meritocracia y la gratificación al esfuerzo de miles de familias, que ven en estos establecimientos educacionales una posibilidad de mejorar sus condiciones de vida y dar cauce a las inquietudes académicas y profesionales de sus hijos”.
La parlamentaria aseguró que si no se reconsidera rebaja de recursos de los establecimientos educacionales, el Ejecutivo encontrará resistencia en la discusión del presupuesto.