Estudiantes, padres, madres y apoderados, profesores, equipo directivo, docentes y asistentes de la educación salieron del establecimiento educacional, transitaron por diferentes avenidas e incluso llegaron hasta la Plaza Balmaceda de la comuna minera.       

Con cánticos, bailes, promoviendo una mejor calidad de vida y con el objetivo de generar una señal de responsabilidad para proteger y cuidar la condición física y mental, la Escuela Marta Emiliana AguilarZerón desarrolló con éxito su primera “Caminata por la Vida Sana y Alimentación Saludable” en plena vía pública de Tierra Amarilla.  

Pedro Lagos Arancibia, director ejecutivo (S) del Servicio Local de Educación Pública (SLEP) de Atacama, argumentó que “esperamos que esto se pueda replicar en todos nuestros establecimientos educacionales, ya que el deporte aporta a nuestras niñas, niños y adolescentes a desarrollar sus funciones tanto física como mentales. Los beneficios de esta caminata son múltiples para nuestros estudiantes, porque les ayuda en el desarrollo psicomotor y a relacionarse con sus pares y normativas en beneficio de la comunidad, a trabajar en equipo, a reconocer la importancia del esfuerzo personal y a establecer metas para sus vidas. Es innegable que las actividades grupales y bien organizadas mejoran la integración social, además, ayudan a los niños a reforzar su autoestima y entender lo relevante de las normas y el respeto de las reglas”.

La directora del establecimiento educacional, Alicia García Díaz, expresó que “en mi cargo dentro de la comunidad, me ha correspondido identificar las fortalezas y aspectos a desarrollar. Esto me hacen sentir tremendamente orgullosa por ser parte de esta comunidad, reconociendo el trabajo en esencia y el tremendo compromiso que se desarrolla en forma colaborativa dentro de la comunidad”.

“La caminata ha sido una oportunidad de focalizar nuestro sello, sobre salud y tecnología, y entender que algo tan simple como, caminar en compañía de los padres o madres es una oportunidad entretenida y si lo sistematizamos, podemos lograr encausar nuestras vidas para optar a una mejor calidad de vida. Iniciativas como estas son las que se requieren replicar en nuestra comunidad escolar, al encontrarnos insertos en un proceso de globalización donde la tecnología consume nuestro principal capital que es el tiempo”, agregó García Díaz.

A través de sus diferentes equipos de trabajo, focalizados, la escuela ha implementado una serie de actividades que han permitido el análisis de la autorregulación en las y los estudiantes. “Nuestro programa para el próximo año se centrará en el aumento de actividades físicas para optar a una mejora calidad de vida. Actividades como esta, donde caminamos aproximadamente 5 kilómetros, felices, contentos, cantando y compartiendo con la comunidad, significa que la prioridad para nosotros y sin duda algo muy importante es optar a una mejor calidad de vida”.

Quienes participaron de la instancia desarrollada por el establecimiento, agradecieron la jornada y solicitaron que esta se puede repetir. Desde el equipo directivo de la escuela ya proyectan una segunda caminata.