La actual situación sanitaria, producto de los aluviones en la precordillera, ha afectado el diario vivir de andinas y andinos. Ante los cortes de suministro de agua potable, la Dirección Municipal de Salud entregó algunos consejos para un consumo seguro.

Claudio Baeza, director municipal de salud de Los Andes, entregó algunos consejos para el manejo y almacenamiento seguro de agua para el consumo humano. Al ser un elemento necesario para la vida y el desarrollo de actividades humanas, debe cuidarse. “Siempre es recomendable el consumo de agua potable o agua de bidón. Al no estar apta, tiene un riesgo de que contenga bacterias que pueden generar gastroenteritis, con síntomas como diarrea, vómitos, nauseas, fiebre y deshidratación”.

El agua para las actividades cotidianas como beber, cocinar, aseo personal o baño, debe ser potable para estar libre de microorganismos que puedan afectar la salud. El agua debe ser transparente, incolora, sin olor ni sabor, tampoco debe tener sedimentos o pequeñas partículas.

En caso de consumir este elemento y no tener la seguridad de que sea potable, la recomendación es hervirla para desinfectarla: “de preferencia en olla y no en hervidor, ya que en los hervidores eléctricos no se alcanzan los 100°C de temperatura, que es lo recomendable para llegar al punto de ebullición del agua”.

El Director de Salud agregó que la temperatura permite eliminar contaminantes, pero debe ser consumida prontamente: “entre 12 a 24 horas posterior a hervirla, tampoco se puede almacenar o dejar por mucho tiempo, ya que las bacterias se reproducen muy rápido en el agua”.

El profesional reiteró la importancia de que el agua para consumo humano debe ser potable o de bidones.