• Las plantaciones se encuentran habitualmente en puntos de difícil acceso para dificultar el hallazgo.

Casi 1,5 toneladas de marihuana podrían haber sido cosechadas si no fuera porque el OS7 Aconcagua de Carabineros decomisaron 4.470 plantas que se encontraban siendo cultivadas en quebradas de difícil acceso en las comunas de La Ligua y Petorca en dos intervenciones policiales.

En un primer procedimiento en la Quebrada Agua del Maqui del sector Trapiche se encontraron tres canchas artesanales que eran abastecidas de agua a través de una piscina artesanal, hallándose un total de 3.156 plantas de hasta 1.20 metros de altura. En un segundo hecho en el sector Las Malvas se decomisaron las plantas restantes equivalentes a 1.314.

“Las diligencias se enmarcan en el Plan Cannabis temporada 2023 que tiene por finalidad identificar, neutralizar y erradicar tempranamente cultivos ilegales dentro del territorio nacional y paralelamente llevar a cabo procesos investigativos enfocados en la identificación de organizaciones criminales que llevan a cabo y operan estas organizaciones ilícitas”, explicó el Capitán Juan Guzmán, Jefe del OS7 Aconcagua.